Antes de invertir en un sistema de seguridad con cámaras de seguridad, necesitas pensar en qué es lo que quieres vigilar y qué necesitas para poder vigilarlo. El número de cámaras que quieres puede que sea una de las primeras preguntas que te hagas.

¿Quieres vigilar una sola habitación, o a varias partes diferentes de la casa? ¿Tendrás que vigilar también la parte exterior de la casa? Si solo quieres tener controlada una habitación, con una cámara será suficiente, pero si queremos incluir más áreas, se requerirá un sistema de cámaras de seguridad mayor. ¿Qué tipos de cámaras de seguridad tenemos disponibles? Lo cierto es que tenemos muchos modelos y clases de cámaras, donde a continuación daremos un pequeño resumen.

Las cámaras de seguridad son con cable o inalámbricas, y lo que necesitas depende mucho de donde quieres poner las cámaras y lo visibles que quieres que sean. Las cámaras con cable pueden ser algo más complicado para instalar, y unos cables visibles (aunque sea solo una porción), puede frustrar los intentos de ser discretos.

Sin embargo, suelen tener una calidad de imagen mejor que las cámaras wireless al no tener que viajar la señal por el aire.

Las cámaras wireless son mucho más flexibles, pero los broadcasts de otros dispositivos como Internet con Wifi, teléfonos inalámbricos o monitores de seguimiento a bebés, puede interferir en las señales de las cámaras de seguridad inalámbricas.

También se debe pensar en que se te decides por un sistema wireless de este tipo, hay una posibilidad de que la señal puede ser interceptada por otros. Tener a otra persona monitorizando tu actividad en la casa o descubrir si estás o no, anula el propósito de tener cámaras de seguridad. Si estás preocupado con tu seguridad personal, puedes preguntar al fabricante si se puede o no encriptar tu sistema wireless.    

Las cámaras más grandes serán visibles, y la gente normalmente las instala en exteriores o en áreas donde la gente sabe que están bajo video vigilancia. Puedes también encontrar cámaras más pequeñas u ocultas en muchos formatos diferentes – cámaras escondidas en relojes de pared, o cámaras que se pueden esconder en un detector de humos, por ejemplo.

De todos modos, antes de instalar cualquier tipo de sistema de seguridad en tu hogar – especialmente las cámaras de tipo “oculto” – se debería conocer las restricciones legales a la video vigilancia. En muchos sitios, cualquier persona que grabe audio o video en una zona específica, necesita avisar a cualquiera que esté en el área a vigilar.

Por ejemplo, si grabas una conversación de alguien sin que este lo sepa, es ilegal. Ocurre lo mismo si ponemos una cámara en una habitación y grabamos a un invitado, ya que técnicamente no es legal. Esto podría ser un problema grave.

Instalar cámaras de seguridad

camaras-seguridad

Después de que hayas determinado el área o áreas donde centrarás la vigilancia, es importante montar el sistema de seguridad de una forma apropiada. Una instalación pobre no te dará unos resultados positivos, y si nunca has estado en contacto con dispositivos electrónicos, es mejor que el trabajo lo haga un profesional.

Casi siempre, cualquier servicio legítimo de seguridad que ofrece una vigilancia con cámaras de seguridad, probablemente también ofrecerá la instalación, y si son de confianza, te asegurarás de que el sistema funciona bien y además es legal.

Muchos sistemas de cámaras no son demasiado complicados, por lo que podrás ser capaz de instalarlo tu mismo si eres un poco hábil. Los procedimientos de instalación variarán dependiendo del modelo, por lo que es importante leer primero las instrucciones.

El lugar donde tienes que poner las cámaras es importante. La distancia de la cámara del punto que queremos vigilar debe ser considerado cuidadosamente, asegurándonos de que las áreas correctas están enfocadas y claramente visibles.

Si montas una cámara a una pared o estructura, debe quedar montada apropiadamente para que no se mueva o vibre para que la imagen no aparezca distorsionada. La cámaras externas pueden echar para atrás a posibles delincuentes incluso antes de cometer el delito, y pueden abarcar áreas muy amplias.

Si embargo, si la cámara es externa, debe estar cubierta con una carcasa para protegerla de los elementos y algún tipo de manipulación. También evita el vandalismo.

tipos de camaras

También debemos considerar si queremos grabar o no lo que vamos a vigilar. Si estás simplemente asegurándote de que tus hijos están bien y a salvo mientras están jugando, o estás monitorizando quién está llamando a la puerta principal, una cámara sin ningún tipo de grabación será suficiente.

Sin embargo, si quieres saber lo que ocurre en una zona en particular en largos periodos de tiempo, deberías conectar un sistema de grabación que sea compatible con las cámaras de seguridad.

Algunas personas usan VCRs para recordar lo que vigilan en video, mientras que otros hacen funcionar todo el sistema por medio de un ordenador y salvan la información digitalmente. Para evitar gastar video, algunos sistemas de vigilancia tienen detectores de movimiento que solo empiezan a grabar solo cuando el dispositivo detecta que algo se mueve en el área.

Como puedes ver, hay muchas opciones para la video vigilancia que están disponibles. Elegir la correcta para tus necesidades personales es saber como quieres que el sistema trabaje para ti.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Pon tú nombre aquí