Camaras policia

¿Has sentido alguna vez que estabas siendo vigilado?  Cuando andas por la calle ¿sientes que alguien puede estar vigilándote y controlando cada movimiento que hacer? Lo cierto es que dependiendo del país en el que vivas, puede que no estés equivocado y alguien te esté echando el ojo. Un gran número de ciudades en el mundo ya tienen instaladas redes de cámaras (CCTV) en ciertas calles y partes de sus grandes urbes.

La monitorización por parte de las autoridades, han puesto en marcha este sistema para poder prevenir el crimen y conseguir capturar imágenes de delitos que ocurran en sus calles. Dependiendo de donde vivas, probablemente hayas visto estas cámaras, las cuales son evidentes para mostrar a la gente que hay una vigilancia y que cualquier acto ilegal será grabado y registrado.

La ley que permitía este tipo de grabaciones públicas comenzó en el Reino Unido a mitad de la década de los ochenta con tres cámaras en una pequeña población al este de Inglaterra. Lo cierto es que hoy en día, Inglaterra tiene más cámaras CCTV que cualquier país en el mundo. En Estados Unidos, muchas de estas cámaras ya están en funcionamiento desde los años noventa, en Israel también llevan algún tiempo utilizándose.

Estos sistemas transmiten señales en vivo a monitores de televisión en las estaciones de policía. Las cámaras son similares a las que podemos encontrar en tiendas, comercios y bancos, las cuales han sido utilizadas mucha antes para otros propósitos en otros tiempos. Los sistemas de circuito cerrado de televisión dieron un gran salto a partir de los años ochenta y comienzos de los noventa.

Como te puedes imaginar, estos sistemas no son baratos y cuesta a las arcas del estado del país una buena cantidad de dinero. Con todo este dinero invertido en la vigilancia con cámaras, puede que te preguntes si realmente consigue reducir el número de delitos donde están instaladas. Lo cierto es que depende a quién peguntes. Las autoridades defienden este sistema de vigilancia mientras que algunos estudios realizados en varios países donde están implantadas estas cámaras, han mostrado que puede que no sean tan efectivas. ¿Por qué varían tanto estas opiniones y quién tiene razón?

Medir como estas cámaras de vigilancia previenen delitos es un proceso es complejo ya que se trabaja con un amplio número de variables. No se puede estar completamente seguro de que alguien planeando un delito se ha echado atrás por la cámara de seguridad. Algunos factores adicionales, tales como la temporada, economía o ciertas leyes pueden tener una influencia.

Por ejemplo, un estudio de diferentes evaluaciones de la efectividad de estos sistemas de varias zonas de Europa y el norte de América, han mostrado resultados contradictorios. Las autoridades dicen que en las ciudades donde se pueden ver este tipo de monitorización, el porcentaje de delincuencia ha bajado en un cierto porcentaje a como estaba antes.

Sin embargo, en otras ciudades, como es el caso de Washington, se ha visto que no ha ayudado en absoluto a resolver crímenes. En otras ciudades donde el crimen disminuyó, como es el caso de ciertas zonas de Nueva York, también se vio que la instalación de cámaras coincidió con el aumento de los servicios de seguridad.

Por lo tanto, ¿Qué hay de cierto en la efectividad de este tipo de vigilancia en las calles? Algunos estudios generales hecho en los últimos años han mostrado que estos sistemas no son tan útiles como cabía esperar.

Esto no significa que no sirvan para nada, y tienen más efecto dependiendo de donde sean instaladas. Por ejemplo, han demostrado ser más efectivas donde hay menos tránsito de gente a pie y con más patrullas de vigilancia. También son útiles para investigaciones posteriores al delito en cuestión. Muchas de las preocupaciones se centran en la privacidad y si es ético vigilar a la gente por las calles. Lo cierto es que es algo que se sigue discutiendo y el debate continúa en marcha aun habiendo pasado varios años desde que se inició es sistema.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Pon tú nombre aquí