Codigo de barras

Si miras en algún electrodoméstico o algún producto en la despensa, encontrarás que prácticamente todos tienen un código de barras impreso en ellos. De hecho, casi cualquier producto que compras hoy en día, tiene uno de estos códigos en alguna parte. ¿Te has preguntado alguna vez de donde vienen estos códigos y lo que significan?

Estos códigos también son conocidos como UPC o código de producto universal. Se crearon originalmente para ayudar a los supermercados agilizar el proceso de la verificación y hacer un mejor seguimiento del inventario, pero el sistema rápidamente se expandió a todos los sectores al ser tan satisfactorio.

En uno de estos códigos de barra, podemos ver dos partes identificables: El código diseñado para el lector de código de barras, y el número de doce dígitos que las personas podemos interpretar. En el ejemplo, veremos como funciona el número del gráfico más abajo par determinar en qué consiste.

El número de identificación del fabricante son los primeros seis dígitos – el 012345 en la imagen. Los siguientes cinco dígitos son el número de objeto (67890). Una persona contratada por el fabricante, es responsable de la asignación de números de objeto, asegurándose que el mismo código no es usado más de un producto y quitando los códigos según se van retirando los productos.

En general, todos los objetos que el fabricante vende, al igual que el tamaño y el empaquetado del objeto, necesita un código diferente de objeto. Por lo tanto, una lata de refresco pequeña, necesita un código distinto al de una lata grande, y 6 latas no tendrán el mismo código que 12 latas, y así sucesivamente.

El coordinador que gestiona estos números tiene que organizar muy bien la clasificación de los números de código de barras. El último dígito del código es un dígito de chequeo. Permite al escáner determinar si el número verificado es correcto o no. Veremos a continuación como verifica el cálculo basándose en los otros once dígitos, usando el código 01234567890.

Lo primero es sumar todos los números que están en las posiciones impares, que en nuestro caso serían 0-2-4-6-8 y 0, lo cual nos daría una cifra de 20. Luego multiplicaríamos ese número por 3, lo que nos daría 60. Lo siguiente es sumar los números pares del código que son 1-3-5-7 y 9, lo cual nos daría 25. Añadimos esta suma a la multiplicación de antes: 25+60=85.

impresion codigo de barras

Cogemos el éste último número, y para crear el dígito de chequeo, hay que determinar el número que cuando es añadida a este, es un múltiplo de 10. Por lo tanto, 85+5=90. El número de chequeo es el 5.

Cada vez que el escáner verifica un objeto, hace este cálculo. Si el dígito que calcula es diferente del número de verificación que lee, el escáner sabe que algo no ha ido bien y el objeto debe ser comprobado de nuevo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Pon tú nombre aquí