como hacer un subwoofer casero

No siempre es necesario comprar las cosas que necesitamos usar en casa, ya que con un pequeño esfuerzo y algo de maña lo podemos hacer fácilmente. Cuando se trata de equipos de sonido para escuchar música en casa, lo tenemos más fácil todavía. Fabricar ciertos componentes para escuchar música en casa no difícil, y cuando se trata de altavoces es mucho más sencillo. En este caso, saber como hacer un subwoofer casero nos puede ahorrar algún dinero.

Los subwoofer son los que dan el tono más grave (subgrave) a lo que suena en el equipo. Este tipo altavoces ya no solo se ponen en casa, sino que muchos lo ponen en el coche. Es algo exagerado, pero la gente que quiere que su música suene fuerte en el automóvil, suelen usar subwoofer.

Quizá quieras hacer un subwoofer como una especie de tarea para entretenerte o porque tienes una idea específica en mente. Independientemente del motivo, hay que tener unas cosas en cuenta antes de empezar. Te diremos lo que necesitas para empezar a construir un subwoofer sin volverte loco.

1 – Como hacer un subwoofer casero

Lo primero que hay que tener en cuenta es la posición de los altavoces para ver como afecta el sonido. También el material con el que se va a construir el subwoofer (y cualquier otro altavoz en general). Dependiendo del material que se utilice, el sonido se oirá de una manera u otra dependiendo del sitio (una habitación, un vehículo, una sala grande, etc.).

Por tanto, lo primero que debemos hacer es hacer una estimación de cómo será la caja donde irá el subwoofer. La forma puede ser cilíndrica o en forma de caja, como un altavoz convencional. Si es para una casa el material puede ser de tablero de fibra de densidad media (MDF), aunque también podría servir cartón duro. Lo que hay que tener en cuenta es que el interior tenga volumen de sobra para poner el subwoofer.

Es importante que haya espacio en la caja porque luego al añadir un relleno se aumentará la efectividad del subwoofer. También ayudará a compensar pérdidas de volumen internas si el altavoz. Ahora que tenemos una idea del “envoltorio” o caja donde poner el equipo, hay que elegir el subwoofer en sí. En este sentido toca comprarlo suelto en algún centro que los vendan a buen precio.

Lo mejor es ir a sitios grandes especializados en este tipo de altavoces. La otra opción es un sitio online donde hay muchas opciones y a diferente precios. De esta manera veremos todo lo que hay disponible y además con precios más bajos debido a la competencia que hay.

2 – Elegir el subwoofer

Hay que tener en cuenta que también depende del resto del equipo que tengas. En este caso se trata de la sensibilidad que tenga el altavoz, lo cual funcionará mejor con equipos de mayor o menor calidad. No hay que olvidar el tamaño del altavoz que irá metido en la caja. Si lo haces online, es fácil olvidar echar un vistazo a las medidas. Recuerda que tiene que sobrar sitio dentro de la caja o cilindro.

¿Qué hay que tener en cuenta eligiendo el subwoofer? Estos puntos te pueden servir como guía:

  • Los altavoces con un cono grande necesitarán más potencia y menos sensibilidad para conseguir un buen volumen. Lo que se busca son unos sonidos bajos profundos y limpios, por lo que se debe tener en cuenta el tamaño con respecto a la potencia del equipo de sonido que tenemos.
  • Hay que tener en cuenta la inductancia de la bobina del altavoz. Si preguntas a varias personas, posiblemente te digan que la inductancia del altavoz afecta a la calidad del sonido. Es cierto que influye pero tiene más que ver con el nivel de inductancia.

Una inductancia baja producirá un sonido más abajo, y una inductancia más elevada un sonido más alto. Esto también incluye los bajos.

  • Hemos hablado del material de la caja, pero también influye si va a estar completamente cerrada o con aberturas (ventilación). Para la mejor calidad siempre es mejor comprar una caja sellada.

3 – ¿Cómo construir la caja para meter el subwoofer?

Si no eres demasiado bueno en carpintería, puede que te estés preguntando como hacer una caja en condiciones para meter el subwoofer. Es un problema que tiene la mayoría cuando empieza a hacer un subwoofer casero, pero no es un problema. Solo hay que ir haciendo los pasos uno por uno.

Lo primero es elegir el material de la caja, tal como hemos dicho al principio. Si no lo quieres hacer de MDF, se puede elegir otro tipo de madera que prefieras. Incluso lo puedes hacer de formica si te viene mejor. Lo que tienes que tener en cuenta es que sea fácil de hacer el hueco para la salida del altavoz.

En algunos casos se puede aprovechar una caja que ya tenga una parte faltante, y usarlo como la salida de sonido del subwoofer. Antes de la duda, toma la medida del altavoz que has comprado y luego haz las medidas. Lo mejor es que uno de los lados esté libre por completo en su totalidad, y luego se cubrirá con otro material diferente.

El relleno de la caja se puede hacer con muchas cosas, y es importante aislarlo del altavoz del subwoofer. Mucha gente utiliza almohadillas y cojines, que es lo que mejor resultado da. Esto es solo el relleno para el espacio de la caja. En las paredes de la caja hay que poner goma espuma, lo cual es importante para que el sonido tenga una buena calidad.

4 – ¿El subwoofer tiene que estar fijo?

Aparte del aislamiento que ponemos en la caja donde va el subwoofer, lo ideal es que se mueva lo menos posible. Por este motivo, lo habitual es asegurarlo con brazaletes a la caja. La manera mas sencilla es añadiendo unas piezas de madera en forma de agarraderas dentro de la caja. Luego con unas abrazaderas o bridas de plástico se puede fijar el altavoz en el interior de la caja.

Al poner las piezas donde se va al interior de la caja (normalmente con tornillos y tuercas), hay que calcular que luego quepa bien el altavoz. Siempre tiene que haber espacio de sobra para que entre el subwoofer. Lo demás tiene que estar destinado para el relleno (goma espuma y los cojines).

Hay muchas formas de fijar el altavoz en la caja, por lo que es mejor hacer algo de investigación. Hay gente que deciden no fijarlo a ningún sitio, y que sea el relleno el que impida el movimiento del subwoofer. Esto ya va en cada persona.

5 – Instalar el magneto

Si te toca montar el magneto en el subwoofer, entonces es algo adicional que tienes que hacer. Normalmente al comprarlo el subwoofer vendrá con todo incluido, pero algunas veces viene suelto o has podido elegir otro magneto diferente. En este caso tocará retirar los tornillos de cono o la estructura del altavoz que has comprado. Se entiende que ya habrás comprobado la compatibilidad de ambas piezas.

Este paso suele ser innecesario porque ambas partes se compran juntas. Si las compras por separado asegúrate de que valen a la hora de integrarlas.

6 – ¿Y si quiero poner un amplificador con el subwoofer?

El poner o no un amplificador es otra de las cosas que puedes decidir hacer. En el caso de querer poner uno al subwoofer, lo mejor comprar un amplificador mono. Es menos complicado y suficiente para un solo altavoz de este tipo. Lo aconsejable es que el subwoofer sea de unos 200 vatios. Si es mayor hará falta un amplificador externo.

La impedancia del amplificador es algo a tener en cuenta. Hay que intentar que el subwoofer tenga la misma impedancia que el amplificador. Si hay demasiadas variaciones en este puede haber una mala calidad de sonido.

También debemos fijarnos en la frecuencia de respuesta de los altavoces. Esto es porque el subwoofer podría perjudicar el resto de los altavoces si lo amplificamos. Busca estas medidas en Google por si hubiera alguna incompatibilidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Pon tú nombre aquí