diferencias-analogico-digital
Some of the various analog and digital media Tony has work with over the last 20 years. Photo: Steve Babuljak / www.babuljak.com

Una de las grandes confusiones en el mercado de la televisión hoy en día, trata sobre dos tipos nuevos de tecnología en las pantallas de estos dispositivos,  que son plasma y LCD.

Mientras que en la superficie puede que no parezca que hay demasiadas diferencias entre un plasma y un LCD, esto puede ser engañoso. Cada uno de ellos tiene su propia tecnología y sus propias ventajas y desventajas. La diferencia principal entre los monitores de plasma y LCD y las televisiones es como los píxeles son mostrados.

En las pantallas de plasma, se utiliza un gas para excitar los fotones de luz visibles, los cuales producen color en la pantalla por medio del alumbrado de los píxeles en diferentes colores. Por lo tanto, es realmente un gas el responsable de las imágenes que vemos en las televisiones de plasma. En la tecnología LCD las cosas funcionan de forma algo diferente. Cada píxel tiene tres colores, que son rojos, verdes y azules. Los modelos LCD requieren una luz trasera.

Sin embargo, en los LCD cuando los cristales líquidos son potenciados, se bloquean ciertos colores en los píxeles para que sean mostrados, o al menos que lo sean en parte. Esto produce el color deseado. La diferencia principal con estas televisiones es que la luz trasera siempre está encendida. La decisión de elegir una televisión plasma o una LCD es realmente sobre las preferencias que tenga cada uno. Hay algunas cosas que nos puede hacer decidir por una u otra.

Por ejemplo, los modelos LCD nunca fueron pensados para video, por lo que tienen un promedio de refresco menor que los de plasma. Por este motivo, algunas imágenes que se mueven muy deprisa pueden algunas veces mostrar un efecto “fantasma” que son imágenes que no están del todo claras para ser vistas. Sin embargo, la tecnología ha mejorado con el paso de los años, y estas tasas de refresco ya son prácticamente iguales a las de plasma.

Algunos prefieren las televisiones LCD porque pesan menos y usan menos energía que las de plasma. Sin embargo, ambos tipos de tecnología pesan menos que los televisores tradicionales, por lo que siempre son una ventaja cuando se hace el cambio a estos nuevos sistemas. Sin embargo, para instalar un televisor en la pared, suele ser más fácil usar un modelo LCD.

Las televisiones de plasma producen unos colores más realísticos. Para aquellos que realmente quieren los mejores colores posibles, los plasmas suelen ser los que la mayoría eligen. Aparte de esta mejor visión de los colores, se tienen también una imagen más clara y nítida que los televisores tradicionales.

Hay que tener ciertas cosas en cuenta también. Para aquellos que viven en latitudes altas, hay algunas consideraciones eligiendo una televisión LCD o plasma. El gas de una televisión plasma puede funcionar de una forma diferente en zonas altas y puede llegar a distorsionar la imagen. Los LCD no tienen este problema, y es por este motivo que se suelen preferir en zonas de montaña. De todas maneras, para muchos usuarios las diferencias entre ambos modelos son solo cuestión de pequeños detalles.

La mayoría se fija más en las diferencias entre los antiguos televisores y estas dos nuevas tecnologías. Sin embargo, investigando un poco antes de comprar nos ayudará a conseguir el mejor producto que se pueda comprar, es centrado en lo que necesitamos y queremos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Pon tú nombre aquí