Fotometro

El propósito más básico de un fotómetro es medir la luz. Al venir la luz en diferentes formas, existen varios tipos de fotómetro. El fotómetro ha estado entre nosotros durante años, aunque han evolucionado mucho desde sus humildes orígenes. El primer modelo de fotómetro ni siquiera era un instrumento. De hecho, antes de que se inventaran estos dispositivos, el poder medir la luz solo era posible usando los ojos. Según el tiempo fue pasando, aparecieron estos instrumentos, y los fotómetros de hoy en día pueden ser usados para medir toda clase de rangos de luz.

El uso más común de los fotómetros de hoy en día está dentro del campo de la fotografía digital. Cuando se usa en la fotografía, la tarea principal de este dispositivo es determinar la cantidad correcta de exposición. Como la luz no es siempre igual, obtener la fotografía ideal significa tener muy en cuenta la luz.

Los fotómetros que vienen ya integrados en las cámaras digitales, miden la cantidad de luz dentro de un área para producir la mejor fotografía posible. Mientras que estos  dispositivos se usan ampliamente en el campo de la fotografía, tienen también otros usos.

En astronomía, un fotómetro es usado para medir la cantidad de luz que contienen las estrellas y otros objetos estelares. Aparte de esto, pueden medir con precisión la luz solar según inciden en la Tierra. Son también usados en ciertos números de industrias, como por ejemplo el de la pintura. Esto se hace entre otras cosas parar determinar el determinar el color real de un área de una forma precisa.

Se pueden usar para medir la intensidad de una llama, y también para hacer la medición de la luz infrarroja.  En cualquier situación, la luz necesita ser registrada o medida, y el fotómetro es la herramienta que se suele elegir para ello. Elegir el dispositivo correcto para hacerlo requiere un entendimiento básico del tipo de luz que se quiere medir. Los fotómetros pueden medir luminiscencia, absorción de luz, reflexión de luz, irradiación, fosforescencia y algunos tipos más. Determinar la clase de luz que tiene que ser medida es el primer paso para elegir el instrumento correcto.

Para detectar la luz, se hace uso de fotoresistores y otros componentes. Para poder hacer una medida lo más precisa posible, la luz debe pasar por un filtro. Una vez que la luz ha pasado por dicho filtro, se puede medir en longitudes de onda. Algunos fotómetros miden la luz en fotones, en lugar de medir la luz a través de un constante flujo continuado.

La diferencia principal entre un instrumento que mide la luz por medio de fotones y un que lo hace a través de flujos, en la lectura final en el análisis que se hace. Un fotómetro de fotones produciría los resultados en unidades de fotón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Pon tú nombre aquí