Fototubo

Un fototubo, también conocido como tubo fotoeléctrico, es un dispositivo electrónico muy sensible a la luz. Está diseñado para emitir una corriente eléctrica cuando es expuesta a la luz u otra forma de radiación electromagnética. Se le ha dado el nombre de “ojo eléctrico” porque usa aplicaciones con un amplio rango de sensores de luz.

Hay tres categorías de los fototubos: los de gas, al vacío y los multiplicadores de electrón. Uno de estos dispositivos en su estado más básico están hechos de un envase relleno de gas o un tubo electrónico al vació donde se montan dos electrodos (ánodo y cátodo).

El gas que se suele usar es el argón u otro tipo de gas inerte a una baja presión. El multiplicador de electrones es una modificación de los dos modelos anteriores.

Aparte de los dos electrodos que se ponen, este tipo de fototubo también es equipado con una serie de discos metálicos llamados dynodes. Estos elementos se ponen dentro del tubo electrónico para amplificar la emisión de la corriente eléctrica.

La superficie del cátodo en un fototubo es normalmente cubierta en cesio u otro tipo de material foto emisor. La cubierta es muy sensible a la luz en ciertos rangos, como pueden ser los ultravioleta, infrarrojos y otros rangos visibles en el espectro. En este caso, un fototubo funciona gracias a un proceso llamado efecto fotoeléctrico, donde la luz cae en una superpie foto emisora que libera electrones de la superficie. Por medio de este proceso, cuando la superficie del cátodo es expuesto a la luz, emite electrones. Estos electrones son atraídos al ánodo cargado positivamente, lo cual crea una corriente eléctrica.

División de los fototubos

células fotoeléctricas

Se pueden dividir en tres categorías generales de uso, que son de control, de medida y de reproducción. Las de control se suelen relacionar con sistemas de alarmas, apertura de puertas automáticas y luces de control de tráfico. Las de medida se usan por ejemplo en medidores de temperatura. Los de reproducción incluyen sistemas de sonido para equipos y ciertos juegos.

En un sistema de alarma por ejemplo, un fototubo y un haz de luz son usados como parte del circuito eléctrico. El haz de luz es direccionado en el dispositivo, el cual es instalado a cierta distancia. Cuando la luz es interrumpida es cuando la puerta o ventana se abre. Es decir, cuando el circuito se rompe. Esto hará a su vez que salte la alarma mediante una sirena u otro medio de aviso.

En los últimos años, los sistemas fotoeléctricos se han desarrollado bastante. Esto es debido al uso de semiconductores en lugar de tubos electrónicos. Esto ha hecho que los fototubos se hayan quedado un poco en el olvido en algunos casos. Sin embargo, los multiplicadores de electrones todavía se usan en un buen número de aplicaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Pon tú nombre aquí