megafonia

Un megáfono es un dispositivo de mano que hace posible amplificar la voz humana al orientarla a una dirección determinada. Hoy en día los asociamos con los dispositivos electrónicos que funcionan con una batería, pero no siempre fue así. El origen de los megáfonos se puede remontar al siglo 17, donde un megáfono de la época tenía la forma de un cono y estaba fabricado de materiales muy ligeros que permitían al usuario acercarse el dispositivo a la boca fácilmente. Tanto el megáfono tradicional como la versión electrónica siguen en uso hoy en día.

El uso que se da a los megáfonos es principalmente para eventos deportivos, de entretenimiento y para reuniones y manifestaciones políticas. En menor grado también se le da uso en los departamentos de policía y bomberos, donde son bastante útiles en casos de emergencia. Lo cierto es que un megáfono de hoy es un diseño simple en forma de cono con algún tipo de dispositivo electrónico para amplificar la voz. Estos modelos de megáfono se basan en su forma y los materiales para amplificar mejor el sonido.

La idea es siempre la misma. La parte más pequeña del cono es por donde la persona tiene que hablar. La voz pasa por el cuerpo del megáfono en forma de cono y sale por la parte más ancha. Los que tienen un amplificador de voz incorporado suelen tenerlo en la base del megáfono, generalmente por donde se habla. La ventaja que tiene es que se puede usar con una sola mano y orientar la voz a voluntad.

Mientras que los megáfonos antiguos se hacían principalmente usando materiales metálicos, hoy en día se hacen usando una combinación de metal, plástico y varios tipos de fibra diferentes. El megáfono acústico fue durante muchos años un elemento utilizado mucho en producciones cinematográficas y teatrales. También lo utilizaban narradores y cómicos en sus actuaciones, sobre todo si tenía que actuar en la calle o en sitios grandes. Puede que el megáfono electrónico nos recuerde más a las manifestaciones donde un portavoz grita consignas políticas con este dispositivo.

El megáfono electrónico fue un gran adelanto en este tipo de dispositivos. Añadiendo unos circuitos, se puede ajustar el volumen y modular la voz. Hoy en día se sigue usando en diferentes situaciones muy diferentes, y se usan ambos tipos de modelos casi por igual.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Pon tú nombre aquí