NFC

Aunque en esta misma Web ya hemos hablado de NFC y de lo que puede hacer, no está de más dar otra sencilla explicación para clarificar algunos aspectos de esta tecnología. NFC es una tecnología inalámbrica de comunicación a corta distancia que se puede encontrar en teléfonos móviles, tarjetas de crédito y otros dispositivos. Las distancias están limitadas a solo unos cuantos centímetros para asegurar privacidad y un bajo consumo de energía.

No se necesita apenas configuración y los dispositivos NFC pueden operar en varios modos. Se espera que este sistema tenga un gran impacto en el mundo de la tecnología móvil y pueda convertir los teléfonos es carteras virtuales que almacenen nuestros datos e información de pagos.

A diferencia de otras tecnologías inalámbricas, NFC fue diseñada para tener un rango muy limitado que normalmente es de unos 5 centímetros. Sin embargo, algunas veces se soportan distancias más largas- Como se ha dicho, estas rangos cortos da cierta protección contra la captura de datos de otros dispositivos en las cercanías. Otros dispositivos tendrías que estar prácticamente al lado para conseguir robar información. El consumo es también más bajo al estar tan cerca, lo cual prolonga la vida de la batería en los dispositivos móviles que usan NFC.

La comunicación NFC ocurre entre dos dispositivos y requiere poca o incluso ninguna configuración. Uno de los dispositivos inicia la conexión emitiendo ondas de radio al dispositivo destino el cual escucha las señales entrantes. La conexión puede ser activa, donde ambos dispositivos emiten ondas de radio, o puede ser pasiva, donde solo uno se alimenta de las emisiones de radio del otro dispositivo.

Una vez que se establece la conexión, los datos son transferidos en un modo de lectura – escritura donde un dispositivo lee los datos del otro. También lo puede hacer en un modo punto a punto donde ambos dispositivos intercambian datos. La idea general es que el equipamiento que use NFC actúe como una cartera virtual y de algún modo pueda reemplazar las tarjetas de crédito y débito, billetes de viajes y otro tipo de tarjetas. La tecnología no es nueva ya que el primer teléfono con este sistema apareció hace poco más de siete años.

Ya se han realizado pagos con esta tecnología en varias partes del mundo, donde se incluyen pasajes para vuelos únicamente usando el teléfono móvil. Hay muchas más aplicaciones que puede hacer, y ya hay visionarios que le dan muchos usos diferentes, como por ejemplo la identificación personal en aeropuertos, estaciones o en cualquier parte.

Todo ello solamente llevando encima un teléfono o dispositivo NFC. El mismo teléfono podría servir también como lector NFC. También se puede usar para lo mismo que otras tecnologías inalámbricas, como intercambiar fotos o videos, pero de un modo más seguro.

Sea como sea, esta tecnología todavía esta dando pasos para ponerse a la altura de otros sistemas más conocidos como Bluetooth o incluso Wifi. Todavía le queda bastante para conseguirlo aunque poco a poco va subiendo posiciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Pon tú nombre aquí