Pantalla iPhone

Los dispositivos electrónicos pueden utilizar diferentes métodos para detectar la interacción táctil humana en una pantalla. La mayoría usa sensores y circuitos para monitorizar los cambios en un área determinada. Muchos de ellos, incluyendo la pantalla iPhone, monitorizan estos cambios con corrientes eléctricas.

Otras verifican estos cambios con la reflexión de ondas. Pueden ser ondas de sonido o un haz de luz infrarrojo. Unos cuantos sistemas usan transductores para medir los cambios en las vibraciones causadas cuando tu dedo toca la superficie de la pantalla, o cámaras para controlar los cambios en las luz y las sombras.

La idea básica es muy sencilla – cuando pones el dedo o un puntero en la pantalla iPhone, cambia el estado que el dispositivo está monitorizando. En pantallas que dependen en sonido u ondas de luz, tu dedo bloquea físicamente o reflectan algunas de las ondas.

Las pantallas táctiles capacitivas usan una capa de material capacitivo para mantener una carga eléctrica; tocar el monitor cambia la cantidad de la carga en un punto específico del contacto. En las pantalla resistivas, la presión de tu dedo causa que capas conductivas y de resistencia (en forma de circuitos), se toquen entre si, cambiando la resistencia del circuito.

Antes de continuar, echa un vistazo a estos teléfonos libres a precios de oferta:

La mayoría del tiempo, estos sistemas son buenos detectando la localización exacta de cualquier presión que hagamos en la pantalla. Si intentas tocar la pantalla en diferentes puntos a la vez, los resultados pueden ser erráticos.

Algunas pantallas simplemente ignoran cualquier tocamiento después del primero. Otros pueden detectar toques simultáneos, pero su software no puede calcular la localización de cada uno de una forma precisa. Hay varias razones para esto, donde se incluyen:

  • Muchos sistemas detectan cambios por medio de unas directrices o en una dirección específica en lugar de un punto exacto en la pantalla.
  • Algunas pantallas delegan en sistemas de promedios en el área para determinar la localización de las pulsaciones.
  • Algunos sistemas toman medidas al establecer primero una base de funcionamiento. Cuando tocas la pantalla, creas una nueva base. Añadiendo una nueva pulsación causa que el sistema haga una nueva medida usando una base errónea como punto de inicio.

El iPhone de Apple es diferente – muchos de los elementos del interfaz de su pantalla requieren que toques múltiples puntos del monitor simultáneamente. Por ejemplo, puedes hacer un zoom en páginas Web o imágenes poniendo el pulgar y un dedo y expandiéndolos.

La pantalla táctil del iPhone es capaz de responder a dos puntos de contacto y sus movimientos de forma simultánea.

Funciones iPhone

monitor iphone

La superficie frontal del iPhone de Apple solo tiene un botón. Pulsando este botón principal nos lleva a la pantalla principal donde podemos ver el interfaz gráfico de usuario.

Desde ahí, se puede elegir cualquiera de las cuatro funciones primarias del dispositivo usando los iconos en la parte inferior del teléfono: teléfono (con todas las funciones características de un teléfono móvil), correo electrónico, navegador (donde se utiliza el navegador de Internet Safari), y el iPod para ver videos y escuchar música.

Se pueden abrir las otras aplicaciones del iPhone desde la parte superior de la pantalla principal. En estas aplicaciones se incluyen un calendario, calculador, bloc de notas, y algunas pequeñas aplicaciones hechas especialmente para el iPhone. También se incluye una cámara digital mega píxel 2.0, y software que se puede usar para organizar nuestras imágenes. Se puede usar este teléfono para verificar partes del tiempo y resultados de bolsa.

Aunque el iPhone no soporta la tecnología flash (la cual utiliza YouTube), pero se pueden ver los videos de este popular sitio de Internet usando la aplicación correspondiente. Los botones y controles que necesitas para navegar en cada aplicación, aparecen solo cuando los necesitas.

La forma de la pantalla cambia también según se necesita – se puede cambiar la perspectiva de vertical a horizontal conmutando un mando del teléfono. Un acelerómetro dentro del teléfono le deja saber al sistema operativo como cambiar la orientación de la imagen de la pantalla.

Esto significa que puedes moverte a través de largas listas de archivos de música en una pantalla estrecha, y ver películas y videos en un formato de pantalla grande.

Puede que uno de los anuncios más sonados – aparte del hecho de que el teléfono podía aprovecharse de la nueva tecnología de red 3G – fue que el nuevo iPhone tenía un receptor GPS. Uno de los desafíos de los dispositivos GPS, es que tienden a agotar la batería bastante rápido.

Esto es porque el dispositivo tiene que enviar y recibir señales a y desde satélites que orbitan la Tierra. Otro importante valor añadido, fue el soporte por parte de Microsoft Exchange, lo cual significa que los usuarios pueden sincronizar sus iPhones con sus cuentas de Outlook. Al añadir esta función, el iPhone se hace más competitivo con respecto a otros teléfonos inteligentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Pon tú nombre aquí