¿Por qué se sigue utilizando el fax?

¿Por qué se sigue utilizando una tecnología tan obsoleta como el fax? Es un dispositivo que ya lleva muchos años entre nosotros, pero es de lo que más aguanta el paso del tiempo. ¿Crees que es antiguo porque se usaba hace unas cuantas décadas? Lo cierto es que el fax es más antiguo de lo que la gente piensa. De hecho, la patente de la máquina Fax la hizo un relojero e inventor escocés llamado Alexander Bain. La patente es del año 1843, por lo que ya nos podemos hacer una idea de lo antiguo que es este dispositivo. Sin embargo, ¿Por qué se sigue utilizando el fax?

Muchos dispositivos electrónicos más modernos han desaparecido, pero el fax sigue resistiendo en el mundo moderno. Aunque la patente se hizo en el siglo 19, no fue hasta el año 1939 donde se empezó a usar en Estados Unidos. Esta rudimentaria máquina podía imprimir texto e imágenes en lugares distantes, lo cual era impensable en esos años. Su capacidad era de unas pocas páginas por minuto, pero fue una tecnología nunca vista hasta el momento.

El problema con las máquinas fax de los años treinta era su precio. Aunque la tecnología funcionaba era demasiado caro para la mayoría. Fue el motivo por el que no se usó de un modo global por compañías y gobiernos alrededor del mundo. A principios de los años ochenta hubo otro intento de comercializar las máquinas fax, pero seguían siendo muy caras. Tener un fax suponía gastarse miles de dólares, por lo que seguía sin ser rentable.

La llegada de las máquinas fax más económicas

¿Por qué se sigue utilizando una tecnología tan obsoleta como el fax?
¿Por qué se sigue utilizando una tecnología tan obsoleta como el fax?

Aunque las máquinas para enviar fax seguían siendo muy caras, mucha gente confiaba en el potencial de esta tecnología a nivel corporativo. Por ello los fabricantes de dispositivos electrónicos buscaban maneras de abaratar el precio. No fue hasta finales de los años ochenta cuando empezaron a aparecer modelos de fax que las empresas se podían permitir.

Las máquinas fax seguían siendo bastante caras, pero las compañías y agencias gubernamentales ya podían tener varias en sus oficinas. Sin embargo, hubo bastante polémica por las copias de documentos que hacían los fax. ¿Hasta que punto los documentos impresos de los fax seguían siendo legales y legítimos? Al fin y al cabo eran copias de los originales. Mucha gente no tenía claro la validez de los documentos enviados por fax.

Tuvo que intervenir la justicia para confirmar la validez de los documentos enviados por fax. Una vez que los jueces dieran luz verdad a la legalidad de las copias enviadas por fax, estas máquinas se empezaron a ver por todas partes. El final de la década de los ochenta vio como esta tecnología dio un paso gigante. En la década de los noventa ocurrió lo mismo, y el número de máquinas no hacía más que crecer.

¿Por qué se sigue utilizando el fax?

¿Para qué sirve hoy un fax?
¿Para qué sirve hoy un fax?

Una de las cosas que hizo tan popular a la tecnología de los fax, es su facilidad y eficiencia. Si lo piensas, es solo coger un papel y meterlo en una máquina que literalmente se lo traga. Marcas un teléfono y la máquina empieza a hacer ruidos, lo cual significa que una copia está siendo enviada a cientos o miles de kilómetros. Este concepto era realmente lo atractivo de los fax y la gente estaba encantada con este “moderno invento”.

En los años noventa entró en juego uno de los grandes avances tecnológicos de la historia, que fue la llegada de Internet. De repente, todo el mundo podía mandar documentos de todo tipo, y no necesitaba una máquina conectada a la línea telefónica para hacerlo. Parecía que las máquinas fax estaban realmente en peligro.

Por tanto ¿Por qué se sigue utilizando una tecnología tan obsoleta como el fax? Recientes estudios vieron que algunas grandes corporaciones son las que no han prescindido de los fax. Son las que se dedican a la sanidad, finanzas y luego las gubernamentales. El motivo es sobre todo la seguridad y que es una tecnología fiable. Aunque Internet es mucho más complejo y avanzado, es menos seguro por muchos motivos. Enviar un fax por una línea telefónica es muy simple y seguro.

Además de eso, cualquier puede enviar un fax porque no requiere altos conocimientos en programas o tecnologías. Esto facilita mucho el trabajo a todo tipo de compañías y empresas, independientemente del nivel de conocimientos de la gente. Ahora podrás estar pensando “Si en el siglo 21 ya todo el mundo sabe manejar Internet”. Lo cierto es que no todo el mundo se maneja bien con ciertas tecnologías, y enviar un fax es lo más fácil del mundo.

Conclusión

Por tanto, ¿Por qué se sigue utilizando el fax? Básicamente es lo simple que es utilizarlo, su seguridad y porque se lleva usando tanto tiempo que se ha convertido en una tradición. ¿Cuánto tiempo seguirán los fax entre nosotros? Lo cierto es que nadie lo sabe, pero de momento no tiene pinta de que vayan a desaparecer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Pon tú nombre aquí