Protector sobretensiones

La protección de circuitos eléctricos es algo muy importante y se hace para proteger los cables y otros componentes que pueden ser dañados en caso de una sobretensión o un alto pico de corriente. Las tormentas eléctricas, sobretensiones y muchas más cosas en aparatos que se encienden, pueden causar situaciones de peligro ocasionando daños e incluso incendios.

Una buena protección de los circuitos previene estos daños antes de que ocurran cortando la corriente del circuito. No es algo que nos es desconocido, ya que regularmente tenemos que tener alguna interacción con este tipo de elementos.

Una de las formas más básicas de protector de sobretensiones es un fusible. Este componente protege los circuitos al calentarse y fundiéndose cuando le llegan cantidades anormales de corriente. Los fusibles están diseñados para aguantar una cantidad específica de corriente antes de que el filamento se funda y corte el circuito.

Mientras que los fusibles pueden proteger un circuito antes de que sea dañado, son un objeto de un solo uso. Los fusibles se queman, por lo que hay que tener más a mano para poder reemplazarlos y que el circuito vuelva a funcionar.

Esto hace que los fusibles no sean demasiado seguros en ciertos circuitos y en situaciones donde puede haber más daños e incluso sea más peligroso operar. Un claro ejemplo de esto puede ser un edificio médico u otra clase de edificios que depende de un constante flujo de energía para funcionar sin problemas.

Para evitar el problema de fusibles quemados y que se tengan que reemplazar, se usan los cuadros de disruptores, los cuales dan una protección por circuito. Estos cuadros son dispositivos de protección que operan de una forma parecida a los fusibles, excepto que hace saltar el disruptor o diferencial cuando nota una corriente que no es normal, abriendo el circuito. Suele ser una caja que va puesta en la pared, ya sea incrustado o simplemente enganchado con tornillos. En el interior tenemos los diferenciales que tienen la posición de “ON” y “OFF” para su activación y desactivación respectivamente.

En algunos casos, hay diferenciales que llevan un pequeño led que indica si el dispositivos esta activado o no. En muchas construcciones modernas, un método muy popular para proteger circuitos es usando los interruptores GFI. Se usan principalmente para proteger configuraciones de circuitos donde hay un peligro de que el sistema pueda entrar en contacto con el agua.

Las funciones de GFI tienen su propio protector de circuitos. Puede diferenciar la diferencia entre el flujo de corriente cuando dicha corriente es desviada a tierra. En este caso, el GFI cierra el diferencial para evitar posibles casos de daños o calambres.

Para dar más protección a los dispositivos en un circuito, mucha gente instala los llamados protectores contra sobretensiones, que son dispositivos electrónicos que son sensibles a las subidas de tensión principalmente. Son bastante útiles para proteger a los aparatos electrónicos de picos ocasionados por rayos, por ejemplo. Estos protectores usan un supresor de voltaje que reacciona a las corrientes anómalas, y lo hace mucho más rápido que otros sistemas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Pon tú nombre aquí