Las resistencias son componentes electrónicos que proveen de cantidades determinadas de resistencia a una corriente eléctrica en circuitos electrónicos. Las resistencias de cerámica pueden caer en diferentes clases de estos elementos. Muchas de estas clases suelen depender en quién está describiendo la resistencia.

Para un electricista por ejemplo, una resistencia de cerámica suele ser una resistencia metida en un envoltorio de cerámica. Sin embargo, ingenieros y ciertos técnicos lo definen como los elementos que hacen uso de la cerámica para controlar el valor resistivo.

La cerámica es un componente interno muy común en muchos tipos diferentes de resistencias. En una película de carbón, el material resistivo se adhiere a la parte externa del núcleo de cerámica, normalmente en una forma cilíndrica. Estos núcleos proveen de una base no conductiva para mantener los componentes conductivos en su sitio, y dar a la resistencia su tamaño y forma.

Al mismo tiempo que es un buen aislante eléctrico, la cerámica es también un buen conductor de calor. Esta propiedad permite a los núcleos de estas resistencias para soportar corrientes eléctricas de bajas a moderadas sin calentarse y dañarse. Sin embargo, el uso de la cerámica no está limitado a los componentes internos de la resistencia.

Usos para este tipo de resistencias

resistencia termica

Debido a las propiedades de aislamiento y también las de temperaturas, la cerámica es usada para aislar el exterior y dar un mayor aguante a las temperaturas en algunos tipos de resistencia. Combinar cerámicas externas con metales y cerámicas internas permite que se aguanten temperaturas muy altas sin ocasionar daños.

La construcción de una verdadera resistencia de cerámica es diferente de otros tipos. Se hacen con una combinación de carbón en polvo y cerámica en polvo también. Estos dos materiales mezclados determinan el valor final de la resistencia.

Una cantidad más alta de carbón en la mezcla, hará que se tenga menos resistencia. Por otro lado, un porcentaje alto de cerámica significa un valor de resistencia más alto. Una vez que los promedios están correctamente establecidos, la mezcla es comprimida para crear su forma y luego es calentada para asentar la cerámica.

Es común en este tipo de resistencias tener una capa externa de material puramente hecho de cerámica para el aislante externo.

Este tipo de  resistencias son muy usados en diferentes tipos de circuitos electrónicos y dispositivos. Mientras que pueden aguantar temperaturas muy altas, también causan una significativa cantidad de ruido eléctrico. Debido a esto, una resistencia de cerámica raramente se usa en receptores de radio u otros dispositivos que no soportan bien las interferencias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Pon tú nombre aquí