Seguro que has oído hablar de lo que es un sonar, sobre todo si te gustan las películas de guerra donde hay submarinos y barcos. El sonar es una técnica de navegación que usa sonido para recolectar información sobre el entorno que rodea este dispositivo. Hay dos tipos de sonar, que son los activos y los pasivos. Ambos tipos son usados extensivamente dependiendo las circunstancias.

Los de tipo pasivo escuchan sonidos, como  pueden ser ruidos generados por barcos y submarinos. Los sonar activos emite un pulso de sonido en un rango de frecuencias y luego escucha el eco que produce.

Los pasivos se han usado durante siglos. Ya sea sabe de científicos que escuchaban sonidos bajo el agua por medio de tubos. Puede que no haya sido utilizado extensivamente en la navegación, pero sembró las semillas para el desarrollo del sonar activo. Durante la primera guerra mundial, varios países estudiaron las propiedades del sonido y desarrollaron el sonar activo para hacer la navegación más segura.

Esta técnica se aprovecha de la llamada hidroacústica, que es un conjunto de propiedades que controlan como el sonido se mueve debajo del agua. Cuando un barco usa un sonar activo, emite un pulso de un dispositivo que se pone debajo del casco del barco. El impulso eléctrico del barco es traducido en sonido por el dispositivo, el cual queda a la espera para escuchar el eco del sonido.

Al recibir el eco, el operador puede conseguir información sobre los riesgos que puede haber delante de la nave, profundidad del océano y tráfico de otros barcos o submarinos. Los pulsos son emitidos en un rango determinados de frecuencias. Puede ser infrasónicos, que son demasiado bajos para que los escuche el oído humano, y ultrasónicos, que son demasiado altos para que los podamos escuchar. Este último tipo es muy preciso a distancias cortas.

En sistemas sofisticados, el sonar puede casi dibujar una imagen de lo que hay debajo del agua, lo cual puede dar incluso información sobre el tipo de materiales que hay en el suelo del océano. Normalmente se utiliza esta tecnología para navegar, investigar el suelo submarino, localizar grandes bancos de peces, etc. También se usa para fines militares donde en tiempos de guerra a sido extensamente usado.

Al igual que otros sistemas de navegación, el sonar no es totalmente fiable o seguro. Puede interferir con ciertos animales marinos, y cuando hay varios barcos en la misma zona, puede provocar interferencias entre ellos. El propio barco puede interferirse con su propio sonar, generando ruido, corrientes marinas y otros problemas parecidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Pon tú nombre aquí