THX

Si vas bastante al cine puede que en algún momento te hayas topado alguna vez con el sistema THX. Las luces del cine se apagan, la pantalla se ilumina y ves las letras THX junto a un sonido parecido al de un terremoto. Viendo esto nos damos cuenta de que posiblemente la calidad visual y de sonido serán muy buenas. De todos modos, mucho asumen que THX es simplemente otro sistema de sonido para películas. Sin embargo, lo cierto es que no es así. Es algo totalmente diferente y no solo un formato determinado. Lo primero es saber donde surgió esta tecnología.

El sistema THX fue desarrollado por la compañía Lucasfilm a principios de los ochenta, donde el director George Lucas quería asegurarse de que una película se viera y sonara exactamente igual sin importante donde fuera reproducida.

La compañía tenía un equipo de ingenieros que se pusieron manos a la obra para dar los pasos necesarios en conseguir este sistema. Lo que notaron es que muchos cines tenían limitaciones que podían afectar a la experiencia del espectador. Eran inconvenientes comunes que afectaban negativamente a la proyección.

Los principales puntos que el equipo de Lucas pudo comprobar fueron los siguientes:

  • Ruido en el exterior de la sala (de los pasillos o incluso de otros cines cercanos)
  • Ruido interno a la sala (del mismo proyector u otros elementos)
  • Sonidos distorsionados
  • Ángulos tapados o poco cómodos de ver
  • Falta de brillo en las imágenes
  • Una calidad de audio mala
  • Problemas de reverberación en la sala

La base de THX es una serie de instrucciones para solucionar estos problemas. Para mostrar esta marca en pantalla, un cine debe adoptar todas estas guías y luego recibir una certificación de la compañía de Lucas. Hoy en día hay más de dos mil cines por todo el mundo que tienen estos estándares implantados. Sin embargo, antes de que un cine pueda ser certificado, se deben dar primero unos pasos: Evaluación, certificación, diseño, aprobación y renovación.

El primero paso en el proceso es que el dueño del cine y THX revisen un acuerdo para la licencia. El dueño del cine está de acuerdo en alquilar el equipamiento necesario y pagar por el derecho de usar la marca THX. Una vez que se llega a un acuerdo, unos técnicos de la compañía de Lucasfilm revisan las condiciones actuales del cine. Luego se hace un diseño para ser implementado y ajustarse a las especificaciones de THX.

Una vez que todos los cambios de diseño han sido hechos, La compañía ayudará para que sea seleccionado el equipamiento THX de una lista. Los cambios de diseño y el equipamiento elegido son enviados a un departamento interno para su aprobación. Una vez que el departamento de la compañía lo aprueba, se puede comenzar con la renovación del cine.

Conseguir el certificado THX

Ahora que ya sabemos lo que es un sistema THX, veremos como es el proceso de conseguir un certificado para poder ser utilizado en un cine. Los responsables de THX tienen en cuenta unas cuantas cualidades que tiene el cine, las cuales caen en cuatro grupos: La estructura física, el sistema de proyección, la colocación de los asientos y el sistema de sonido. Los auditorios en muchos cines no proveen de las barreras adecuadas para mantener a raya los ruidos que no queremos.

¿Cuántas veces te has sentado en un cine escuchando las explosiones o disparos de la película que están proyectando en la sala de al lado?

Para que un cine pueda obtener una certificación THX, no debe exceder un cierto grado de ruido. Esto lo hace con una medida de criterios de ruido, donde nos se puede pasar de 30. El criterio de ruido es una medida que trata del ruido de fondo que puede haber en una habitación – en este caso de ruidos provenientes de una fuente externa.

El equipo de THX también hace medidas de reverberación y eco dentro del cine. Hacen esto contando el número de segundos que le lleva a un tono de sesenta decibelios desaparecer. Para una certificación THX este tiempo debe caer con un límite según el cine en el que se esté. No se deberían escuchar ecos en un cine THX.

El sistema de proyección y el nivel de brillantez de la pantalla deben seguir unas guías ya establecidas. El proyector debe alinearse con el centro de la pantalla entre un tres y un cinco por ciento de la anchura y altura de la pantalla. Ninguno de los asientos puede tener algún tipo de obstrucción en su visión. Aparte de esto, el sonido de la película debe ser claro y escucharse bien desde cualquier asiento.

Hay que reconocer que el sonido es el corazón del proceso THX. Para poner en marcha los criterios sobre el sonido en este sistema, los ingenieros se fijaron en dos partes distintivas del sistema de sonido, que es el canal A y el canal B.

La llamada cadena A se compone de los elementos que codifica el sonido de cualquier formato en el que esté, y procesa la señal para eliminar ruido. Esto incluye los picos de audio en el proyector y su procesador de sonido. Hay algunos ciertos formatos digitales que mejoran el sonido y reducen el ruido para este canal, como es el caso de Dolby.  El canal B es básicamente el resto del sistema de sonido (amplificadores de potencia, altavoces, etc.)

El equipo de ingeniería de THX se dieron cuenta de que no importa lo bueno que sea el sonido que sale del procesador, ya que in sonido débil del canal B lo podría arruinar. Para prevenir este problema, se patentó un sistema de sonido que consistía en un cruce especial y algunas partes aprobadas de equipamiento THX. Una vez que se instala todo este sistema, se hace una batería de pruebas para ver si se ajusta a las especificaciones.

Este cruce THX es un procesado de sonido propio que separa las frecuencias altas de las bajas para dar un sonido más claro al sistema de sonido del cine.  Los dueños del cine no lo tienen que comprar sino que lo tienen que alquilar como parte del acuerdo para obtener la licencia. Este sistema cruzado usa filtros para las frecuencias altas y bajas. Los filtros impiden que todas las frecuencias altas vayan a los subwoofers, y las frecuencias bajas que vayan a los altavoces principales.

Durante los años noventa, el sistema THX se expandió a los Home Cinema. Otros sistemas de reproducción como por ejemplo el DVD, han pasado por el sistema de masterización de THX. De hecho, los ingenieros de esta grupo dan servicios profesionales a los estudios y departamentos de post producción para dar la mejor calidad posible en sonido, video y otros apartados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Pon tú nombre aquí