Hay muchos tipos de ventiladores eléctricos donde se pueden incluir los portátiles y los de tamaño personalizado, los de alta potencia, los industriales y otros modelos variados.

Los ventiladores eléctricos de oscilación hacen circular el aire haciendo girar unas cuchillas u hojas, lo cual es lo más habitual. Algunos de estos ventiladores son duales, lo que significa que pueden funcionar mediante pilas y con energía eléctrica.

Un ventilador de alta velocidad y de uso industrial es una buena elección para aquellos que quieren enfriar un área grande o sala dentro de unas instalaciones.

Los ventiladores más potentes suelen ser construidos con una cobertura de metal donde las cuchillas también están hechas de este material. Este tipo de ventilador suele tener varias velocidades y el interior está metido en una carcasa de metal.

Mucha gente usa este tipo en garajes, oficinas y almacenes, pero también se puede usar en salas grandes de cualquier tipo. Los potentes motores de estos ventiladores eléctricos pueden hacer circular el aire de forma más efectiva que uno estándar.

Uno de los más populares son los que se ponen en una mesa o que se apoyan en un soporte alargado. Es una buena alternativa al aire acondicionado en verano, sobre todo por el tema económico. Este sistema permite la circulación de aire en todas direcciones al poder oscilar su cabezal.

ventilador de mesa

El cabezal en este tipo de ventilador puede ser ajustado en varios ángulos. Los que van en un soporte pueden tener varias alturas ajustables, lo cual lo hace flexible en muchas situaciones.

Otra modalidad del ventilador eléctrico es el ventilador de techo, los cuales son fijos. Son en muchas ocasiones piezas de decoración aparte de hacer su función normal. Fueron muy populares sobre todo hace unos años, aunque con la aparición de otros modelos ya no se ven tanto como antes. Aun así, se pueden seguir viendo en algunos sitios.

Por otro lado, tenemos los ventiladores de ventana. Este modelo también era muy popular unos años atrás, y los podíamos ver integrado en la propia ventana. Solía ser un recuadro con un ventilador pequeño que tenía como misión introducir el aire fresco del exterior y moverlo en el interior de una habitación. Esto funcionaba bien cuando afuera había un día medianamente fresco porque con temperaturas altas, lo que hacía era meter aire caliente. También podía revertirse y sacar el aire cargado de una habitación, lo cual de alguna manera reciclaba el aire.

Los modelos de ventilador eléctrico calentadores combinan la función de calefacción para poder hacer circular aire caliente por una habitación. Suelen tener un mando ajustable para controlar la temperatura, y la velocidad se suele poder controlar también. Aunque son menos comunes, dan buen resultado en el invierno y son una alternativa a los hornillos o la calefacción tradicional de la casa.

Por último tenemos uno de los ventiladores más populares de hoy en día, y es el de caja. Son esos modelos cuadrados que se ponen en el suelo y son muy sencillos de manejar. Se ponen simplemente cerca de nosotros y se enciente.

Tienen la opción de dispersar el aire de un lado a otro y también se puede controlar la potencia con la que expulsan aire. Algunos son de metal y otros están hechos de plástico, pero suelen ser la opción más económica de todas. También es una de las soluciones contra el calor del verano más efectivo. Al ser de pequeño tamaño, puede llevarse de un sitio a otro fácilmente.

¿Qué es un ventilador sin aspas?

ventilador electrico

Un ventilador sin aspas es capaz de expulsar aire sin la necesidad de hojas o cualquier otro elemento parecido que suelen tener otros ventiladores. Hay diferentes tipos de ventiladores sin aspas en el mercado, donde se incluyen los de tipo eléctrico oscilante y los de techo.

Funcionan aspirando aire con un motor y luego lo expulsan por medio de un impulsor interno. Un ventilador sin aspas es mucho más recomendado cuando las personas que lo usan tienen problemas de alergia. El motivo es porque almacenan menos polvo y a la vez tampoco lo expulsan al aire cuando funcionan. Suelen venir también con sistemas de filtro de aire.

Un ventilador sin aspas de techo funciona de la misma manera, y hace uso de motores para hacer el movimiento del aire. Es igual de efectivo que los tradicionales y también expulsan menos polvo.

Tienen también filtros que ayudan a estar tarea, por lo que las personas alérgicas suelen elegirlos sobre otros tipos. Consumen prácticamente la misma energía que un ventilador normal y son capaces de diseminar el aire mucho más rápido.

Estos modelos parece que eliminan las deficiencias de los ventiladores con aspas, donde el chorro de aire es más direccionado y potente (a diferencia de las oleadas de aire de las aspas).

No solo el flujo de aire es más consistente sino que suele ser más fresco al poder incorporar un sistema de refrigeración en el interior. La posibilidad de obtener unas corrientes de aire más limpios y con mayor potencia hace que cada vez sean más populares. También es un factor el eliminar las aspas en ciertos modelos que pueden ser peligrosos. De todos modos, habrá que esperar un poco más para que reemplacen definitivamente a los ventiladores tradicionales de toda la vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Pon tú nombre aquí